martes, 29 de noviembre de 2011

La verdadera vida


La verdadera vida no es reducible a palabras habladas ni escritas, por nadie, nunca. La verdadera vida ocurre cuando estamos solos, pensando, sintiendo, perdidos en el recuerdo, soñadoramente conscientes de nosotros mismos, los momentos submicroscópicos.

(Don DeLillo. Punto Omega.
Traducción de Ramón Buenaventura.
Barcelona, Seix Barral, 2010).