martes, 8 de febrero de 2011

La travesía

(Aguas del Oceáno Atlántico próximas a la costa africana, 27-03-2010)

Vendrá otra larga travesía.

Habrá que volver a imaginar espacios tan amplios
como la piel de la luz sobre las praderas.
Y andar en zancos por las ferias o en los andenes,
y cuidarse de las zancadillas y los salvoconductos.

Habrá que pasar la mano
sobre el lomo de los que yacen en las plazas
y despedir con esa misma mano
a los que se van quedando en los zanjones.

Habrá que volver a empañar los cristales
con el hálito de quien se despereza de un dulce invierno.

Vendrá otra larga travesía.

Tendremos que preparar las alforjas
pensando que más nunca volveremos por el mismo camino.

Tendremos que afilar las herramientas, los colmillos y el corazón,
sin que se seque el pozo de agua clara.

Será como abrir los brazos ciegamente.

Será como ir por un oscuro barranco
y confiarse al fulgor del último cigarrillo.

Será como despertar de un largo sueño
con los ojos del horror, el nuevo día, la maravilla.

Vendrá otra larga travesía.

(Luis Enrique Belmonte.
Pasadizo. Poesía reunida 1994-2006.
Caracas, Monte Ávila Editores, 2009)