sábado, 26 de julio de 2008

Seremos lo que hagamos juntos

Un año antes de suicidarse, André Gorz escribió una larga carta de amor dirigida a Dorine, su mujer, gravemente enferma, en la que anticipaba la decisión de ambos de abandonar juntos este mundo. Me gusta leer declaraciones como esta: Sin que te dieras cuenta, te saqué una foto de espaldas: caminas con los pies dentro del agua por la gran playa de La Jolla. Tienes cincuenta y dos años. Eres maravillosa.
(Carta a D. Historia de un amor.
Madrid, Paidós, 2008)