lunes, 19 de diciembre de 2016

Antiguo invierno


Deseo de tus manos claras
en la penumbra de la llama:
sabían a roble y a rosas,
a muerte. Antiguo invierno.

Buscaban el mijo los pájaros
y eran de nieve al instante;
así las palabras.
Un poco de sol, un resplandor de ángel,
y luego la niebla; y los árboles,
y nosotros en la mañana hechos de aire.

(Salvatore Quasimodo. Acque e terre (Aguas y tierras). 
Florencia, en la revista Solaria, 1930)

(ANTICO INVERNO Desiderio delle tue mani chiare/ nella penombra della fiamma:/ sapevano di rovere e di rose;/ di morte. Antico inverno.// Cercavano il miglio gli uccelli/ ed erano subito di neve;/ cosě le parole./ Un po' di sole, una raggera d'angelo,/ e poi la nebbia; e gli alberi,/ e noi fatti d'aria al mattino. Versión de FN)