miércoles, 2 de noviembre de 2016

Rodolfo Hinostroza (Lima, 27 de octubre de 1941- 1 de noviembre de 2016)


Porque yo recuerdo
que tuve todo eso, y que vi reposar a un burro blanco
en el sol de Enero y que oí comentar a los mayores
las noticias de cierta lejana guerra. Y el movimiento del caballo
y ese rey perezoso me retuvieron horas y horas
en el perfume de la media mañana
esperando la brillante jugada de mi padre.

(Rodolfo Hinostroza, del poema “Del infante difunto”, en Consejero del lobo, La Habana, El Puente, 1964; Lima, Fondo de Cultura Popular, 1965)