domingo, 10 de mayo de 2015

Tiempo


El tiempo de un dios no vale nada, por demasiado extenso; pero el tiempo de un hombre lo vale todo, porque casi no existe.
 
(Rafael Argullol. Pasión del dios que quiso ser hombre. Relato y confesión. Barcelona, Acantilado, 2014. Imagen: detalle del lienzo de Sandro Boticelli Compianto di Cristo Morto con Santi, 1490-1492, Alte Pinakothek de Múnich)