martes, 3 de septiembre de 2013

Debéis moderaos


No, Lotte”, exclamó, “no volveré a veros más”. “¿Y por qué no?”, replicó ella, “Werther, podréis y debéis volver a vernos, solamente debéis moderaos. ¡Oh! ¿Por qué nacisteis con esa vehemencia, con esa indomable y fija pasión por todo cuanto se os pone por delante? Os suplico”, continuó, tomándole la mano, “moderaos. Vuestro espíritu, vuestro saber y talento, ¡qué variedad de deleites os ofrecen!

(Johann Wolfgang von Goethe. Las desventuras del joven Werther.
Edición de Manuel José González. Madrid, Cátedra-Letras Universales, 1986.
Fotograma: François Truffaut leyendo el Werther en el film Tire au flanc, 1961)