viernes, 11 de noviembre de 2011

A Mammy Caroline Barr


Homenaje a Pierre Michon

Acudo a las Obras completas de William Faulkner de la editorial Aguilar. Ahí aquí novelas suyas que no he leído. Desciende, Moisés (1955), por ejemplo. Leo la dedicatoria, tan extrañamente explícita: “A MAMMY CAROLINE BARR, 1840 – 1940. Quien, nacida en la esclavitud, me dio, de niño, una abnegación y un cariño incalculables”. Leo la dedicatoria, y no sigo, ya es suficiente. En esa dedicatoria está Faulkner enteramente, todas sus obras, los porqués y paraqués del escritor. Los porqués, paraqués y sinporqués de la escritura. En esa dedicatoria, a punto de desbordarse y de inundarlo todo, como un dios pardo, un dios fuerte y pardo, Oh río Mississipi, navega incólume, firme, ingobernable, toda la literatura del mundo.

(11 de junio de 2010)