sábado, 30 de octubre de 2010

Adiós


Adiós a la poesía, adiós a la prosa, adiós a las revistas voluminosas con tendencias y sin tendencias, adiós a los periódicos, a las "opiniones". ¡Adiós, literatura, perdónanos! ¡Perdónanos si hemos pecado ante ti, como nosotros perdonamos tus pecados!

(Fiódor Dostoievski. Diario de un escritor. Edición de Paul Viejo. Traducciones de Eugenia Bulatova, Elisa de Beaumont y Liumila Rabdanó. Madrid, Páginas de Espuma, 2010)