miércoles, 5 de septiembre de 2007

El reino de la absoluta certidumbre

Al suave viento del este, colgado de la robusta rama de un roble, un gran duque que se había ahorcado agitaba los pies luchando por abandonar el reino de la absoluta certidumbre.

(Robert Walser. Escrito en lápiz. Microgramos
(1924-1925). Edición de Bernhard Echte
y Werner Morlang. Traducción de Juan de Sola
y María Condona. Madrid, Siruela, 2005)