jueves, 16 de marzo de 2023

El desencantamiento del mundo


¿Quién si yo gritara llegaría a oírme desde los coros

de los ángeles? Y si uno de ellos acabara incluso

por tomarme en su corazón, me fulminaría entonces

su existencia más potente, pues lo bello no es sino

el comienzo de lo terrible, casi insoportable para nosotros,

que tanto lo admiramos porque impasible desdeña

aniquilarnos. Qué terribles son todos los ángeles.

Decido pues contenerme y reprimo la llamada

de un oscuro llanto. Ay, ¿a quién seremos capaces

de recurrir? No a los ángeles ni a los hombres

-y los sagaces animales empiezan a darse cuenta

de que ya no estamos demasiado seguros

en el mundo interpretado-. Tal vez nos quede algún

árbol allá en la ladera para poder verlo

todos los días. Y nos queda la calle de ayer

y esta caprichosa confianza de una costumbre

que se sintió a gusto entre nosotros y ya no se fue.

(Rainer Maria Rilke. Elegías de Duino. Nueva edición con poemas y cartas inéditas. Edición y traducción de Adan Kovacsics y Andreu Jaume. Barcelona, Lumen, 2022)

No hay comentarios:

Publicar un comentario