domingo, 13 de noviembre de 2016

Vidas


I

¡Oh las enormes avenidas del país santo, las terrazas del templo! ¿Qué se ha hecho del brahmán que me explicó los Proverbios? ¡De entonces, de allá lejos, aún veo incluso a las viejas! Me acuerdo de las horas de plata y sol hacia los ríos, la mano del campo en mi hombro, y nuestras caricias de pie en las llanuras de pimienta. –Un revuelo de palomas escarlatas truena alrededor de mis pensamientos. – Exiliado aquí, he tenido un escenario en donde representar las obras maestras dramáticas de todas las literaturas. Os indicaría las riquezas inauditas. Observo la historia de los tesoros que encontrasteis. ¡Veo la continuación! Mi sabiduría es tan desdeñada como el caos. ¿Qué es mi nada ante el estupor que os espera?

II

Soy un inventor de muy distinto mérito que cuantos me han precedido; un músico incluso, que ha encontrado algo así como la clave del amor. Ahora, gentilhombre de un campo áspero en el sobrio cielo, trato de emocionarme con el recuerdo de una infancia mendiga, del aprendizaje o de la llegada en zuecos, de las polémicas, de las cinco o seis viudeces, y de algunas bodas en las que mi testarudez me impidió alcanzar el tono de mis camaradas. No añoro mi vieja parte de alegría divina: el aire sobrio de este áspero campo alimenta muy activamente mi atroz escepticismo. Pero como ese escepticismo no puede en adelante ponerse en práctica, y como además me he entregado a un nuevo trastorno, -- espero llegar a ser un loco muy malvado.

III

En un granero en donde fui encerrado a los doce años conocí el mundo, ilustré la comedia humana. En una bodega aprendí la historia. En alguna fiesta nocturna en una ciudad del Norte encontré a todas las mujeres de los pintores antiguos. En un viejo pasaje de París me enseñaron las ciencias clásicas. En una magnífica morada cercada por el Oriente entero realicé mi inmensa obra y pasé mi ilustre retiro. He agitado mi sangre. Mi deber me ha sido condonado. Ni siquiera hay que seguir pensando en eso. Soy realmente de ultratumba, y nada de encargos.

(Arthur Rimbaud. Obra completa bilingüe. Edición a cargo de Mauro Armiño. Gerona, Atalanta, 2016)