lunes, 10 de octubre de 2016

Ahora o nunca


Tú, en cuyos labios aprendí la vida,
ahora o nunca, ven a decirme
los nombres olvidados:
serenidad, espuma, sol indemne.

Desde la transparencia que el otoño perturba,
ven otra vez a esta orilla quemada,
remueve la ceniza y haz que sea
la eternidad sólo un fluir lejano
de palabras que un día compartimos.

Así, emergiendo desde un mismo origen,
un barco en el instante de zarpar,
la indecisión del alba en los acantilados,
tanta ciudad entresoñada apenas,
serán al fin un único espacio transitable,
una sola aventura.

(Carlos Sahagún. Últimos poemas (1978-2000), en Poesías completas (1957-2000). Sevilla, Renacimiento, col. Calle del Aire, 147, 2015)

Todo está decididamente en orden 
menos mi propia vida.