sábado, 28 de febrero de 2015

Cine


Es imposible hacer una buena película sin una cámara que sea como un ojo en el corazón de un poeta.

(Barbara Leaming. Orson Welles. Traducción de Antonio-Prometeo Moya. Barcelona, Tusquets, 1986. Imagen: Orson Welles en París y 1952)