domingo, 25 de enero de 2015

Confesión


Decir que nada temo
sería faltar a la verdad.
La enfermedad, la humillación,
me atemorizan.
Tengo sueños, como cualquiera.
Pero aprendí a ocultarlos
para protegerme
de la plenitud: la felicidad
atrae a las Furias.
Son hermanas, salvajes,
que no tienen sentimientos,
sólo envidia.

(Louise Glück. Ararat.
Traducción de Abraham Gracera.
Valencia, Pre-Textos, 2008)

La naturaleza humana era en su origen una y nosotros un todo,
y el deseo y la búsqueda del todo es lo que se llama amor.
(Platón)