sábado, 28 de junio de 2014

Creamos el mundo las mujeres (cinco poemas de Cecilia Quílez)


I

Una boca que preña la luz
Perfil de estoy callo y amanezco
Creamos el mundo las mujeres
Antes de tener boca
Sostuvimos el ego en el enredo
Primigenio de la lógica
Cómo romper el vidrio
De lo indecible
Diciendo
Todos a cubierta
No sirve el amor en estos casos
Su bandera
No es de nadie
Avanza la palabra
Sangran las bocas

II

Una mujer
Acaba donde
Nadie mira
Asoma
Viéndose
Lo que los demás
Pies y cabeza
Conocieron
Desde fuera se ve mejor
Toda ella
Ella completa
Cabeza Corazón
Otro accidente más
Y una mujer de menos
En el Olimpo de la ceguera

III

Olvido el sí
El quién
Te amo te adoro
Oh vida
Mi juego solitario
Tiene nombre
De lengua que espera
La palabra golosina
Dentro muy dentro
De mi sexo
Voluntariamente obsceno
En todos los idiomas

IV

El mundo tiene una ventana en el pecho
Cada mañana anuncia ciudades oscuras
Naces desde el relámpago de la herida
Toda tú abres las respuestas
Así me vives
Así te siento
Como una campana en el vientre
Ese querer prehistórico de madre
Que amamanta eternamente la palabra

V

Viví tu guerra y tú la mía
El olvido ha dejado flores en mi lecho
Esta es mi victoria
Amanecer y no pensarte

(Cecilia Quílez. La hija del Capitán Nemo. Madrid, Calambur, Col. Poesía, 143, 2014. Imagen: Jules Verne’s Captain Nemo, de Natalie Ratkovsk)

Y NO QUIERO SER VENCIDA
(Cecilia Quílez)