lunes, 18 de junio de 2012

Bienvenido


Si crees que al final no permanece nada
después de un tiempo, como yo creía,
si crees tener una colección
de regalos no dados, como tengo yo (aquí,
detrás de este silencio, de estos ojos esquivos)
si crees que una tarde se puede derrumbar
provocando una extraña intimidad
-la forma en que en el patio, por ejemplo,
la timidez de las flores de pronto
resulte abrumadora, y en la distancia
la clara maldición de la tormenta
te parece una voz que te habla a ti-,
si crees que no existe la reacción correcta
ante la muerte (igual que yo lo creo) y en el duelo
(en donde me he sentado a planear)
crees encontrar rincones de alegría
si tu cuerpo es a veces sólo un interruptor
de la luz en la casa de un insomne
si eres consciente, si notas tu esfuerzo
por ser fiel a ti mismo a cada instante
si, como yo, estás casi sonriendo…

(Stephen Dunn (Nueva York, 1939)
del libro Work and Love (1981).
Traducción de de Ben Clark).