viernes, 9 de septiembre de 2011

Sonhos


(Pequeña confesión: No sé por qué, qué será, quién soy o fui, pero escuché --no me gusta mucho la versión que he subido-- por vez primera esta canción en marzo de 1990. Desde entonces --la escucho dos o tres veces al año-- tiene para mí el don, cada vez que la oigo, de hacerme llorar como a un niño. Es una de mis canciones favoritas. Si ustedes me la pinchan en su casa, saldré corriendo y no volveré nunca. Gracias por no hacerlo).