domingo, 5 de junio de 2011

La del alba sería

(Casa-Cueva de Medrano, en la villa de Argamasilla de Alba, Ciudad Real)

La del alba sería cuando don Quijote salió de la venta, tan contento, tan gallardo, tan alborozado por verse ya armado caballero, que el gozo le reventaba por las cinchas del caballo. Entera daría la vida por haber escrito y encarnado alguna de las oraciones, cualesquiera, que tuvo a bien escribir mi señor don Miguel, el último hombre que me viera arrodillado, armado, caballero.

(Fernando Nombela. “XLI (15 de septiembre de 1996)”,
en Soñé la muerte y otros poetas.
Madrid, El sastre de Apollinaire, 2011).