martes, 2 de diciembre de 2008

Noche y nieve

Me asomé a la ventana y en lugar de jardín,
hallé la noche constelada de nieve.
La nieve hace tangible el silencio.
Es el desplome de la luz y se apaga.
La nieve no quiere decir nada.
Es sólo una pregunta que deja caer
millones de signos de interrogación sobre el mundo.
(José Emilio Pacheco. La fábula del tiempo.
Antología. Edición de Jorge Fernández
Granados. México. Ediciones Era, 2005)