miércoles, 10 de agosto de 2016

Rock and roll


Si crees que estás más o menos sano y sin embargo no se te mueve ninguna parte del cuerpo al escuchar “Rock around the clock” de Bill Haley, por favor, y sin demora, pide cita con el médico. O ve directamente a hablar con el de la funeraria (hacen descuento si ya vas muerto).

(…)

Es sólo rock and roll, pero no se me ocurre otra fórmula más precisa ni mejor conjuro para invocar a la felicidad.

(Fernando Nombela. Autobiografía del rock and roll)