sábado, 29 de agosto de 2015

Charlie Parker, Coleman Hawkins y Ella Fitzgerald en 1950


(Aquel fue un gran año para Bird: regresa a Europa, que había visitado por vez primera el año anterior y donde le trataron como lo que era: el más genial de entre todos los músicos y compositores del momento) (Hank Jones al piano, al contrabajo Ray Brown, la bacteria de Buddy Rich...)