domingo, 15 de febrero de 2015

Blasfemia


Se blasfema (o se santifica, o se ignora) el nombre de Dios, pues todo lo que poseemos de Dios es su nombre.

(Émile Benveniste. “La blasfemia y la eufemia”, en Problemas de Lingüística General, II. Traducción de Juan Almela. México, Siglo XXI, 1987, pág. 257)