martes, 14 de agosto de 2007

Konrád

Mi padre habla de ti, Konrád –el general pronuncia el nombre del invitado por primera vez, sin ira, sin pasión, en un tono neutral, cortés--, y me dice que tú no eres un soldado de verdad, que eres una persona diferente… Mucho tiempo y muchas horas solitarias me enseñan, más tarde, que todo depende de esto, de las diferencias que dividen la humanidad en dos.

(Sándor Márai. El último encuentro.
Trad. Judit Xantus. Barcelona, Salamandra, 2002)