martes, 7 de agosto de 2007

Cuento de horror


(Probablemente el mejor cuento de terror que haya leído; probablemente porque también --disculpen el sentimentalismo-- es el mejor cuento de amor:)

La mujer que amé se ha convertido en fantasma. 
Yo soy lugar de sus apariciones.

(Juan José Arreola. De la serie
Doxografías, incluido en Palíndroma,
México, Joaquín Mortiz, 1971)